KitKat Japan style

septiembre 26, 2010

¿Quién dijo que el típico snack no puede reinventarse?. En Japón tienen muy claro que es el “renovarse o morir”.

KitKat Japón es una muestra de ello. La empresa ha lanzado una serie de sabores de edición limitada para los paladares más exigentes que solo se distribuyen en Japón. Y es que KitKat Japón es una empresa muy divertida que no sólo se encarga de la importante tarea de producir el típico snack tan popular en nuestras fronteras, en su tierra natal van más allá y abren mercado con sabores de lo más sorprendentes:

Frutas diseñado para los paladares menos atrevidos. sabores como melocotón, fresa, sandía, cidra japonesa, mango, plátano o mandarina.

Recomiendo especialmente el kitkat sabor a sandía ya que su receta se sustenta en la costumbre nipona de añadir sal a esta jugosa fruta para potencia su dulzor. Kitkat sandía mantiene esta costumbre logrando un sabor espectacular.

, la receta de este kitkat se basa en el buen uso del té verde Houji-cya (té tostado japonés), y es uno de los sabores que más éxito ha tenido, y no es de extrañar ya que en Japón es costumbre tomar té a todas horas.

Postres, desde el tiramisú pasando por la deliciosa tarta de queso y llegando al flan de caramelo. Esta gama de sabores está indicada para los más golosos.

Postre tradicional japonés, Daigaku-imo y Oshiruko, el primero es una receta hecha a base de batata y miel, el segundo a base de judías rojas y pastel de arroz (muy auténticos).

Extremos, los más recomendados para paladares valientes y arriesgados, kitkat lanza una gama de sabores tales como salsa de soja o cidra con pimienta (¡ambos sorprendentemente buenos!).

Una curisoidad: en Japón Kitkat se ha popularizado entre los estudiantes como talismán de la buena suerte, sí, habéis leído bien. Pues para aprovechar la nueva costumbre, la empresa nipona, en colaboración con la compañía de correos ha realizado una edición especial de kitkat para estudiantes llamada “kitkat mail” que consiste en un espacio en la caja que se reserva para incorporar la dirección de un amigo y enviársela con el objetivo de darle suerte, y es que en eso la suerte es universal, todo objeto con karma positivo funciona mejor regalado que comprado por uno mismo.

Os dejo un spot clásico de kit kat para la audiencia nipona:

Anuncios