Carne de reformatorio I: Natasha Lyonne

Normalmente busco estrenos que puedan interesarme buceando en imd.com.

En esta ocasión me acordé de una actriz que me dejó clavada en una de las pelis que más me sorprendieron hace ya bastantes años: Freeway 2: Confessions of a Trickbaby (Matthew Bright, 1999). Esa actriz es Natasha Lyonne.

La relación comenzó cuando pude disfrutar de Freeway (Matthew Bright, 1996), un filme nada convencional protagonizado por Reese Whiterspoon (Una rubia muy legal, Crueles intenciones) y Kiefer Sutherland en cuyo reparto figura también la magnífica Amanda Plummer. Se trata de la adaptación bizarra del cuento de Caperucita y el lobo llevado al extremo más marginal teniendo a una Caperucita outsider (Reese Whiterspoon) que proviene de una familia desestructurada en la que el maltrato, las drogas y el abuso son lo habitual y a un lobo (Kieffer Sutherland) encarnado por un psicópata obseso la adolescente, que ya viene de vuelta.

En el filme se reivindicó el talento de otras actrices ya consolidadas y relagadas a la segunda fila como Brooke Shields o la emergencia de grandes joyas que por desgracia hemos perdido en el camino como Brittany Murphy.

Ultraviolencia, rabia femenina, carne de reformatorio en estado puro. Una historia de persecución donde el lobo asedia a su presa y ésta se defiende con todas sus armas. El climax de la América profunda embriaga a esta obra que puedo definir como “intocable”, y creo que a ningún director se le pueda ocurrir hacer un remake porque es tan “indie” que ha pasado desapercibida o se cataloga como simple curiosidad, sobre todo si quieres conocer los inicios de actrices como las antes mencionadas.

Si comento ésto es porque es lo que me dio pie a investigar y descubrir que había una segunda entrega: Freeway 2: Confessions of a Trickbaby (Matthew Bright, 1999). Si la primera entrega te deja clavado en el asiento, ésta va más allá.

Se trata de una adaptación libre y muy transgresora del cuento de Hansel y Gretel, el cuento alemán que narraba las peripecias de unos hermanos que son secuestrados y encerrados para después convertirse en el plato principal del una bruja caníbal.

Esta vez la adaptación se basa en dos adolescentes (Cyclona y White Girl) villanas, psicópatas, politoxicómanas, amantes de la violencia y sin ningún tipo de control que buscan un sueño, redimir sus pecados en México gracias a la ayuda de la Hermana Gómez, una curandera experta de purgar almas infieles.

Si desmigamos el reparto tenemos a Natasha Lyonne en el papel de White Girl, una adolescente totalmente rendida al vicio de esnifar todo tipo de sustancias y carente de escrúpulos, María Celedonia en el papel de Cyclona, una serial killer por amor a la sangre y al sexo y atención, Vincent Gallo en el papel de la Hermana Gómez, una curandera travestida adicta a la carne humana.

Hasta el mismísimo director John Landis (Un hombre lobo americano en Londres, The Blues Brothers…), santísimo de mi devoción aparece en el film en el papel de juez.

Pues narrada mi historia de amor y pasión con Freeway os hablo de Natasha Lyonne, una actriz desmarcada de todos los estereotipos que navega con total libertad en el cine independiente y puede convertirse en una de sus mejores embajadoras.

Aparece en filmes como “Cero en conducta” (Adam Rifkin, 1999) junto a otro friky del cine, Edward Furlong, un actor que desapareció del panorama antes de convertirse en un star (demasiadas fiestas, demasiada popularidad, demasiado guapo el chico, qué pena), “Blade Trinity” (David S. Goyer, 2004) una saga aparentemente comercial que se nutre del indie para darle un toque friky (¿si no qué haría la diosa del movimiento Parker Posey en uno de los papeles principales?) o “Party Monster” (Fenton Bailey, 2003) junto a un rescatado Macaulay Culkin en una biopic de desenfreno drag queen que sorprendió a todos respondiendo a la pregunta de : ¿¿¿qué pasó con Macaulay después de Solo en casa, Solos con nuestro tío ??? pues ni se te ocurra dejarlo Solo con tu hermano…

Esta revelación (para quien disfrute con este tipo de frikadas), también ha participado en respetables filmes mainstream como “American Pie”, o “Scary Movie 2”, entre otras muchísimas pelis.


Podría hablar y hablar, relacionar a esta actriz con un montón de acontecimientos y destacar que no sólo protagonizó el papel principal de la peli por el cual me fijé en ella (Freeway 2), sino que además colaboró en la producción de la misma.

Ahora, llena eres de gracia y bien entradita en carnes, lo cual me encanta todavía más, protagoniza la que se prevé como la sorpresa indie-terror de la temporada: “All About Evil” (Joshua Grannel, 2010).

Si 2009 fue el año de “Jennifer´s Body” (Karyn Kusama, 2009), adaptación de la novela de comedia negra bajo el mismo título de la irreverente Diablo Cody,  ahora recoge el testigo “All about Evil”.

Un filme que retoma los clichés clásicos del cine de terror matizados con gore sin censuras y con mucho humor negro en un contexto de cinismo despectivo hacia los “amantes de la sangre que no salpica”. Además hay otros alicientes, el filme contiene un elenco de actores que harán las delicias de los amantes de la Serie B sin purismos: Thomas Dekker (Las crónicas de Sarah Connor, el remake de Pesadilla en Elm Street), Cassandra Peterson (¡Elvira!) y Mink Stole (Pink Flamingos, Los asesinatos de mamá).

Si todo ésto os suena a chino, tal vez no os guste la película…

Os dejo un trailer, y espero con ilusión e impaciencia el estreno.

Ver web oficial




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: