TV-DROME

diciembre 11, 2011

Qué se siente al vivir en una ciudad donde hacen maratón de 6 temporadas de la serie Perdidos en un cine del centro, en un lugar donde tienes una ruta de videoclubs temáticos, en un mundo donde se postpone un debate de estado porque coincide con el episodio final de Buffy Cazavampiros.

Resulta muy difícil encontrar amigos con los que hablar de cómo nos ha afectado psicológicamente la desaparición de Nathan en Misfits, o entender el amor verdadero como aquel que te regala un trío inspirado en True Blood el día de tu cumpleaños. Yo declaro que quiero vivir en un mondo monster donde la inteligencia de verdad se mida por el tamaño de las gafas que llevas, medida universal patentada por las pelis de la TROMA [4], un lugar donde de veras la mente triunfa sobre la materia…

Nosotros hacemos del mundo un lugar mejor, somos la élite de la cultura pop, los adoradores de Seth Green, los únicos que han intentado patentar la receta de las súpernenas.
Las series de televisión crean categorías de Tivintelectualismo donde la compatibilidad con el prójimo se mide por el estilo de las series que ves, ¿será posible juntar a un fan de “Dos hombres y medio” con una fan de “A dos metros bajo tierra”?, ¿a una “Física o Química” con un “The Wire”, a un “Bones” con una “Glee”?

Somos teléfilos, hijos naturales del cinéfilo y utilizamos adjetivos como spoiler [1] o sustantivos como spin off [2] en nuestro día a día, somos la aristocracia que se nutre de la riqueza audiovisual obtenida de una forma de entretenimiento absolutamente democrática.

Por favor no me hagas otro spoiler, te has quedado con el momento crossover [9] del episodio de hoy?, walking dead ha bajado sus cliffhangers [3] en la segunda temporada.

Nos convertimos en sofisticados si vemos “A Dos metros bajo Tierra” o “Twin Peaks”, nos sentimos fenómenos de la lectura entre líneas si nos enganchamos a “Perdidos” o “Fringe”, somos los amantes de la sangre que se ocultan entre las sombras si elegimos series como “ True Blood” o “The walking dead”, nuestro humor es más agudo después de vivir las experiencias “Modern Family”, “30 Rock” o “Sarah Silverman”…
http://www.youtube.com/watch?v=-RijvIrOiH4

Somos amorales si declaramos que si la muerte nos pusiera fecha de caducidad oficial haríamos un “Breaking Bad” o preguntas como ¿es la serie 24 el sustituto de la metanfetamina?, y si dejo de ser tu amiga si me dices que un macGuffin [5] es el nuevo postre que encuentras en los Happy Meal…

Sutilmente declaramos nuestros principios y anhelos con mensajes como “Wellcome to Fangtasia” [6],” I wanna be Don Draper”[7], “we want peace, always…”[8], “i´m walking dead..” , y los utilizamos como encabezado en la configuración pública de nuestros whatsapp, viber, Facebook, Twitter…
Godard dijo “salimos del cine con la cabeza alta, y salimos de ver la televisión con la cabeza baja”, pero tengo que decirte los tiempos han cambiado, Jean-Luc…, y ahora mismo cambio un Blade Runner por un Show Runner.

Los show runners, son los verdaderos genios detrás de una serie, el show runner de Perdidos debería ser beatificado por el Vaticano ya que es un hecho comprobado que ha conseguido realizar 3 milagros: hacer que millones de personas se quedasen mirando hacia un punto fijo a la misma hora (episodio final de Perdidos), hacer que esos millones de personas estuvieran de acuerdo en algo (menudo final de mierda) y poner de nuevo de moda el vaquero con camales de pescador… (que viva Sawyer), yo dejé de ver esa serie en la segunda temporada porque estaba claro que estaban todos muertos, ¿cómo es posible que a ninguna de las protagonistas les creciese el vello axilar, el facial y demás vellos en meses? ¿dónde estaban los arsenales de cuchillas de afeitar, o la crema depilatoria?.
http://www.youtube.com/watch?v=5x9h-5Tt21U

Para estas valoraciones y demás masturbaciones mentales tenemos el fan blog. Un fan blog es la puerta adimesional que pone en contacto a los serie-adictos con sus creadores y guionistas, es el arca de la alianza nueva y eterna que permite publicar valoraciones, recomendar finales, crear guiones o amenazar de muerte si cancelan una serie o se cargan al personaje más apreciado de nuestra serie estrella… (véanse precedentes como: caso 1 – suspensión de la serie DIRT, caso 2- desaparición del personaje Nathan de la serie Misfits) y es que uno debe primero leer el prospecto del serie-adicto: La suspensión sin previo aviso de una serie que llevas consumiendo más de una temporada de forma constante e ininterrumpida puede producir expresión de desorientación, depresión inmediata, sensación de vacío existencial y absoluta certeza de pérdida de tiempo….
Para disminuir los efectos secundarios se recomienda buscar el fanblog de la serie para poner a los responsables a parir.

Purismo tivintelectualoide – el tivintelectual original.
Como todo en la vida… algo que al principio es de minorías selectas, se convierte al final y con el desarrollo de las modas en una tendencia masiva, y si no que pasen y vean la progresión del fenómeno zombie/ infectado. Resulta que la carne en descomposición es el nuevo delicatesen audiovisual de las masas cuando antes era más bien una afición de pocos pero agradecidos postmortem lovers. Pon un zombie en tu vida, en tu coche, en tu tele, en tus cines, en tu camiseta, en tu cama…
¿Cómo detectar al falso tivintelectual?. No basta con cabalgar hacia la sobredosis de última hora viendo series de forma compulsiva y socialmente aceptadas como “ weeds”, “misfits”, “mad men”, “sex in the city”, y por qué no, “The Wire” (para que haya un poco de todo).
Los tivintelectuales originales van más allá de cualquier situación efímera pasajera, de cualquier moda o tendencia, son los tivinatos, son los puros…, son aquellos capaces de entender todos y cada uno de los guiños de Seth Green en Robot Chicken.

Un falso tivintelectual seguramente te preguntaría ¿quién es Seth Green?, cuidado.. pero si encima le dices que Seth Green es el pelirrojo de Buffy Cazavampiros y sigue con la mirada vacía… ya puedes sacar el rayo catódico y hacer patente su forma original… porque si algo huele a proyecto Darma, sigue tu instinto y haz las preguntas adecuadas…

Esta entrada está hecha en clave de humor con tono tele-purista y exagerado como excusa para aplicar de forma práctica el argot tele-adicto. Vivimos un momento de esplendor televisivo que equilibra la época de telebasura amarillista sobre la que uno pudiera/debiera vomitar.
[1] spoiler: Spoiler es una palabra inglesa derivada de spoil que significa ‘echar a perder’, ‘estropear’ o ‘arruinar’. En el mundo de las series de televisión, un spoiler es una persona que te estropea el seguimiento de una serie adelantándote información de la misma,
[2] spin off: proyecto nacido de otro anterior del que toma como protagonista a un secundario del original. Por ejemplo: “El show de Cleveland” es la spin off de “Padre de familia”.
[3] cliffhangers: sitauciones de tensión previas a acontecimientos determinantes en el desarrollo de una serie.
[4] TROMA: mítica productora independiente de cine de terror de serie B y gore creadora de títulos como El vengador Tóxico o Garra Sangrienta.
[5] macguffin: Expresión acuñada por Alfred Hitchcock que designa una excusa argumental que para los personajes de la película es muy importante, sirve como justificante para que la trama avance y, al mismo tiempo, funciona como excipiente para construir inverosímiles historias, en esencia la excusa argumental carece de relevancia por sí misma.
[6] fangtasia: club nocturno de vampiros de la serie True Blood.
[7] don draper: protagonist masculine de la serie Mad Men.
[8] we want peace, always: frase central que pronuncia Anna, la malvada sucesora de Diana de la secuela televisiva de la mítica serie V.
[9] crossover: momento en una serie en el cual se cruzan durante el desarrollo de la trama personajes de otra serie.


Y de repente, Hughes!

octubre 2, 2011

Quien me conoce sabe que uno de mis temas favoritos de conversación es John Hughes, la generación Brat Pack (pandilla de mocosos) y la revolución mental que para mí supuso vivir a tiempo real todo aquello. Para quien no sepa de qué estoy hablando diré: The breakfast club (El club de los cinco), La chica de Rosa, Dieciséis velas, St. Elmo punto de encuentro, Todo en un día…, también puedo decir  Molly Ringwald, James Spader, Andrew McCarthy, Jon Cryer…

Me declaro absolutamente adicta al universo Hughes, no puedo evitarlo, un universo que, lejos de ser cursi y frívolo, supuso un entrenamiento básico para una adolescencia que se acercaba a mi vida de forma inevitablemente imparable. No veíamos películas de Hughes, asimilábamos un completo manual de supervivencia adolescente.

Corrían los fantásticos años 80, yo era una de esas niñas que siempre tenía en la mano una Barbie con la que iba a todas partes, me fascinaba el cine de terror, la Bola de Cristal y Planeta Imaginario, cosía pequeños vestiditos para mis queridas amigas de plexiglass y dibujaba cómics de ciencia ficción donde un grupo de mujeres extraterrestres invadía el planeta absorbiendo la mente a todos los hombres para utilizarlos como esclavos…

Por aquel entonces no tenía ni idea del torbellino emocional al que iba a tener que enfrentarme en poco tiempo. Con 10 y 11 años solo pensaba en destacar en el colegio, dibujar, ver películas de terror con mi madre y pasar las vacaciones yendo al cine de verano viendo sesiones dobles de pelis como Piraña, Tiburón, La recluta Benjamín o La huída del Bronx…

Y de repente, Hughes! Y La vie en rose ….

La primera película de Hughes que ví fue La Chica de Rosa (Pretty in Pink, 1986), un cuadrado de amor bizarro formado por Andrew McCarthy (el niño bien), Jon Cryer (el outsider gracioso y poco atractivo), James Spader (el perverso y malo revientacunas) y Molly Ringwald (la pretty in pink, outsider, inteligente, nada superficial y de belleza poco explotada…). El objetivo: todas las chicas debían sentirse identificadas con Molly, luchadora, eficiente, muy disciplinada, apenas maquillada, interesantemente sexy aún estando poco desarrollada… era la niña mona que intimidaba por su inteligencia y ponía un tanto nerviosas a las despiadadas animadoras todas ellas venidas de vuelta. Era el caramelo que todo chico deseaba probar, y así era.

Ella se enamoró del chico guapo, pijo, el chico que aún no había decidido de qué bando estaba… y es que en un instituto Hughes el territorio está bien delimitado hasta en el patio de la escuela: pijos guapos con futuro al Norte, outsiders al sur, frikis infradesarrollados al este, animadoras y deportistas al oeste.

Recuerdo la primera vez que vi a James Spader y fue el momento en el que perdí mi virginidad mental, me pareció tan sexy, tan malo, tan vicioso… me puse nerviosa, lejos de interesarme por Andrew McCarthy, caí en las redes del seductor malintencionado que te mira con fuego en los ojos y te dice sin palabras: “voy a acabar con tu reputación… y con tu virginidad” qué flash, qué tentador puede ser el lado oscuro, qué sensación debe sentirse en brazos de un tío tan malintencionado y vicioso, tan guapo, tan bien vestido… estar en los brazos de Spader en una peli de Hughes era como vender tu virginal reputación al diablo social del sexo…

Básicamente en una peli de Hughes te encuentras a todas y cada una de las clases sociales de un instituto de los ochenta, si John no hubiera fallecido e hiciera lo mismo ahora , solo le faltaría retratar al amigo gay (pero para eso ya está Glee, no?).

El cine de Hughes es el primer documento fílmico de la atroz actividad social en un mundo sin redes sociales ni internet, en un mundo adolescente despiadadamente clasista donde el campo de batalla era los pasillos del instituto…

Auténticas luchas de popularidad, algo que se ha vuelto a poner tan de moda, algo de lo que se renegó  tanto en los 90. Yo veía el cine de Hughes como un manual de supervivencia adolescente cuando eres una de esas chicas poco populares que necesitan consejo de un auténtico profesional.

¿El chico que te gusta pasa de ti completamente en el instituto, te ignora y te sientes una niñata al lado de otras chicas que, teniendo tu misma edad, usan 5 tallas de sujetador más que tú?: receta: Dieciséis Velas.

¿Te sientes una friki incomprendida, crees que no encajas y no sabes hacia dónde ir? : Receta:The Breakfast Club ( El club de los 5).

¿Te avergüenzas un poco de ti y de tu vida y crees que nadie se va a fijar en ti por ser una pobretona que tiene que coserse su propia ropa y que tiene que explicar por qué no tiene representación en las reuniones de padres del instituto…?: Receta: La chica de Rosa.

¿O tal vez sales con  el chico más popular del instituto y te encanta la aventura, hacer novillos, y sexo táctil, aunque luego siempre sacas unas notas bestiales?:Receta: Todo en un día.

En las películas de Hughes el mensaje siempre era:

–           Ser auténtico es mejor que ser popular

–           Si tienes que  (o puedes) elegir , quédate con el bueno

–           Tranquila, el chico de tu vida al final se fijará en ti

–           Estudia, estudia, estudia… el instituto no dura eternamente y después la batalla de los pasillos del instituto sale al mundo real.

–           Las chicas muy desarrolladas (véase Carol en dieciséis velas) que se acuestan con un montón de chicos con 16 años, acaban siendo madres precoces frustradas …

–           Hughes no te dice, espera hasta el matrimonio, Hughes te dice, espera al menos a que te guste realmente el chico con el que te acuestes por primera vez…

–           No juzgues, y aunque inevitablemente serás juzgado… no juzgues.

El cine de Hughes estaba especialmente diseñado  para el sector inadaptado de la sociedad adolescente de los 80 evitando así muchos deseos de destrucción, te hacía sentir acompañado en un mundo de despiadada lucha por la popularidad, en un terreno donde si no llevaban marcas de ropa populares eras un “ Less than Zer*.

El cine de Hughes te animaba a ser paciente y a tener esperanza forjándote un fututo Do it yourself“ y te susurraba al oído “espera porque tu momento no ha llegado aún” y proclamaba: “ los loosers y nerds de hoy serán los triunfadores del mañana”, aunque las dos grandes películas que cerraron la generación Brat Pack dejaran entrever que no siempre esta regla se cumplía… (“Less than Zero”, Marek Kanievska 1987 y “St. Elmo, punto de encuentro” Joel Schumacher 1985)

Hughes apostaba por un futuro de emprendedores made in USA, se quedaba del lado de los asmáticos, de las chicas con corsé ortopédico, de los súpersalidos graciosos, de los macarras con sentimientos, de los niños bien con corazón…  se quedaba al lado de “los que sobran” en toda fiesta de fin de curso.

Todo un universo digno de estudio generacional, emocionante, estético, nostálgico, mágico, precoz y terapéutico…

Aquí os dejo algunas joyas que todo “ex-estúpido mocoso” debe ver:

Pretty in pink (La chica de rosa, escrita por John Hughes en 1986): para outsiders femeninas con talent y familia desestructurada.

The Breakfast  Club (El club de los cinco, escrita y dirigida por John Hughes en 1985): la peli que unió a outsiders, macarras, pijas, siniestras y deportistas rebeldes de los 80

Ferris Bueller´s  Day off (Todo en un día, escrita y dirigida por John Hughes en 1986): para triunfadores de extrarradio

Class (L. John Carlino, 1983): precocidad emocional y tension sexual adolescente.

Less than Zero (Golpe al sueño americano, Marek Kanievska , 1987): la cruda realidad tras el tupido velo del sueño americano

St. Elmo´s Fire (St. Elmo, punto de encuentro, Joel Schumacher, 1985): la cruda realidad tras el tupido velo del yuppie americano

Weird Science (La mujer explosiva, escrita y dirigida por John Hughes en 1985): para frikis pajilleros con encanto


Barbie Vs Tonner

septiembre 20, 2011

Me encantan las muñecas y no voy a negar que para mucha gente puede resultar algo grotesco que, superados los 30, tenga una legión de bellezas de plexiglás impasibles al paso del tiempo en sus blísteres originales…

Para mí son mucho más que eso, Barbies, Barriguitas, Living Dead Dolls, My Scenes, Bratz…, cuántos anhelos, aspiraciones y frustraciones proyectan en ellas miles de niñas a través de millones de aventuras que intentan canalizar en privadas representaciones de teatro plástico.

Confidentes, bellas, perfectas, sonrientes y complacientes, nunca fallan.

Mi favorita es Barbie, desde siempre y para siempre. Sofisticada y segura de sí misma se ha casado, divorciado, pendoneado y reconciliado, ha sido tachada de fomentar la anorexia y de ser mujer objeto, ha perdido en el camino a una hermana Skipper y a varios amigos, entre ellos a la familia Corazón al completo, toda una tragedia.

Se va de fiesta con Joan Jett, Diana Ross, Cindy Lauper… Tiene casa, roultotte de los 80, descapotable, vespa, perro, gato, caballo… Es vestida por los mejores diseñadores…

¿Mujer objeto?, Barbie dijo basta! al imperio del carrito de bebé y el kit de limpieza diseñado para niñas imponiendo su firme delantera en un mundo gobernado por la dictadura de adiestramiento prenatal de los 60.

Desde que Ruth Handler creara a Barbie allá por 1959 y la presentara oficialmente en sociedad en la Toy Fair de Nueva York han pasado más de 50 años y, por supuesto ha dado pie a muchos intentos de imitación. Al igual que Barbie fue hecha a imagen y semejanza de la musa que la inspiró, la alemana Bild Lili, muchas son las duras competidoras que entran en el mercado dirigidas a un público adulto.

Y es que resulta paradójico que la muñeca que inspirase a Ruth Handler para  la creación de Barbie como versión sofisticada de la muñeca que toda niña pudiera desear como mejor amiga fuese una muñeca para adultos, la alemana Bild Lilli.

Bild Lilli fue la versión palpable del personaje postbélico creado para el periódico alemán  Bild Zeitung  que narraba en viñetas cómicas las aventuras de una joven descarada, independiente, sarcástica y mordaz que hablaba libremente de sexo, política y elegía muy bien a sus amantes.

Bild Lilli dejó de producirse como muñeca en Alemania cuando Mattel compró todos los derechos de producción y la Lilli alemana  cedió el testigo a Barbie born in the USA!.

Pero el trasfondo de toda esta narrativa que pretende tantear superficialmente el complejo a la par que interesante y bello backstage de un hobbie aparentemente frívolo es hablar de una muñeca que ha hecho que mis Barbie saquen las uñas.

Se trata de las  Tyler Tonner, una sofisticada representación de la figura femenina creada por el famoso diseñador Robert Tonner. Articuladas, voluptuosas, exageradamente realistas, expresivas, sexys…

Son el foco de los trendhunters del mundo plexiglass y Barbie está que trina, y es que Barbie está acostumbrada a ganar las batallas en el mundo de la franja de edad entre los 6 y los 9 años , y  si no que hablen los escasos especímenes pululantes de las ya extintas Chabel, Darling, My Scene o lean  la verdadera  historia del genocido Bratz, la muñeca que osó hacer entrar en crisis de ventas a Barbie y que lo pagó con la hoguera, pero… ¿qué ocurrirá en un campo de batalla adulto donde gana aquella que más glamour desprenda en una bella vitrina de cristal?.

¿Podrá competir la madurita Barbie con la veinteañera Tyler Tonner? ¿Vencerá la experiencia o la novedad? ¿Renovarse o morir? ¿O bótox por compasión?

Voy a proponer un Mortal Kombat de algunas de mis favoritas… Barbie Collector  Vs Tonner… Fight!

♥VINTAGE

Tyler Tonner de Anne Harper , ed 2011 (109 dolares) Vs Barbie  Gal on the Go de Robert Best (70 dólares)

♥ TREND & FASHION

Tyler Tonner So Sleek (199 dólares) – Vs Barbie Daría Celebulante de Robert Best (60 dólares)

♥FASHION

Tyler Wentworth (199 dólares) Vs Barbie Versace (140 dólares)

♥BASIC & CLASS

Tyler Tonner Basic 16´´ (60 dólares) – Barbie Trench Setter (70 dólares)

♥VINTAGE

Tyler Tonner designed by Anna Denton (209 dólares) – Carreer Girl designed by Bill Greening (25 dólares)

♥FANTASY

Alice in Wonderland de Tyler Tonner (299 dólares) – Jane de Mattel saga Twilight (25 dólares)

Si ésto os sabe a poco no dejéis de visitar:

web Barbie Collector

web Tyler Tonner


KitKat Japan style

septiembre 26, 2010

¿Quién dijo que el típico snack no puede reinventarse?. En Japón tienen muy claro que es el “renovarse o morir”.

KitKat Japón es una muestra de ello. La empresa ha lanzado una serie de sabores de edición limitada para los paladares más exigentes que solo se distribuyen en Japón. Y es que KitKat Japón es una empresa muy divertida que no sólo se encarga de la importante tarea de producir el típico snack tan popular en nuestras fronteras, en su tierra natal van más allá y abren mercado con sabores de lo más sorprendentes:

Frutas diseñado para los paladares menos atrevidos. sabores como melocotón, fresa, sandía, cidra japonesa, mango, plátano o mandarina.

Recomiendo especialmente el kitkat sabor a sandía ya que su receta se sustenta en la costumbre nipona de añadir sal a esta jugosa fruta para potencia su dulzor. Kitkat sandía mantiene esta costumbre logrando un sabor espectacular.

, la receta de este kitkat se basa en el buen uso del té verde Houji-cya (té tostado japonés), y es uno de los sabores que más éxito ha tenido, y no es de extrañar ya que en Japón es costumbre tomar té a todas horas.

Postres, desde el tiramisú pasando por la deliciosa tarta de queso y llegando al flan de caramelo. Esta gama de sabores está indicada para los más golosos.

Postre tradicional japonés, Daigaku-imo y Oshiruko, el primero es una receta hecha a base de batata y miel, el segundo a base de judías rojas y pastel de arroz (muy auténticos).

Extremos, los más recomendados para paladares valientes y arriesgados, kitkat lanza una gama de sabores tales como salsa de soja o cidra con pimienta (¡ambos sorprendentemente buenos!).

Una curisoidad: en Japón Kitkat se ha popularizado entre los estudiantes como talismán de la buena suerte, sí, habéis leído bien. Pues para aprovechar la nueva costumbre, la empresa nipona, en colaboración con la compañía de correos ha realizado una edición especial de kitkat para estudiantes llamada “kitkat mail” que consiste en un espacio en la caja que se reserva para incorporar la dirección de un amigo y enviársela con el objetivo de darle suerte, y es que en eso la suerte es universal, todo objeto con karma positivo funciona mejor regalado que comprado por uno mismo.

Os dejo un spot clásico de kit kat para la audiencia nipona:


Carne de reformatorio I: Natasha Lyonne

septiembre 8, 2010

Normalmente busco estrenos que puedan interesarme buceando en imd.com.

En esta ocasión me acordé de una actriz que me dejó clavada en una de las pelis que más me sorprendieron hace ya bastantes años: Freeway 2: Confessions of a Trickbaby (Matthew Bright, 1999). Esa actriz es Natasha Lyonne.

La relación comenzó cuando pude disfrutar de Freeway (Matthew Bright, 1996), un filme nada convencional protagonizado por Reese Whiterspoon (Una rubia muy legal, Crueles intenciones) y Kiefer Sutherland en cuyo reparto figura también la magnífica Amanda Plummer. Se trata de la adaptación bizarra del cuento de Caperucita y el lobo llevado al extremo más marginal teniendo a una Caperucita outsider (Reese Whiterspoon) que proviene de una familia desestructurada en la que el maltrato, las drogas y el abuso son lo habitual y a un lobo (Kieffer Sutherland) encarnado por un psicópata obseso la adolescente, que ya viene de vuelta.

En el filme se reivindicó el talento de otras actrices ya consolidadas y relagadas a la segunda fila como Brooke Shields o la emergencia de grandes joyas que por desgracia hemos perdido en el camino como Brittany Murphy.

Ultraviolencia, rabia femenina, carne de reformatorio en estado puro. Una historia de persecución donde el lobo asedia a su presa y ésta se defiende con todas sus armas. El climax de la América profunda embriaga a esta obra que puedo definir como “intocable”, y creo que a ningún director se le pueda ocurrir hacer un remake porque es tan “indie” que ha pasado desapercibida o se cataloga como simple curiosidad, sobre todo si quieres conocer los inicios de actrices como las antes mencionadas.

Si comento ésto es porque es lo que me dio pie a investigar y descubrir que había una segunda entrega: Freeway 2: Confessions of a Trickbaby (Matthew Bright, 1999). Si la primera entrega te deja clavado en el asiento, ésta va más allá.

Se trata de una adaptación libre y muy transgresora del cuento de Hansel y Gretel, el cuento alemán que narraba las peripecias de unos hermanos que son secuestrados y encerrados para después convertirse en el plato principal del una bruja caníbal.

Esta vez la adaptación se basa en dos adolescentes (Cyclona y White Girl) villanas, psicópatas, politoxicómanas, amantes de la violencia y sin ningún tipo de control que buscan un sueño, redimir sus pecados en México gracias a la ayuda de la Hermana Gómez, una curandera experta de purgar almas infieles.

Si desmigamos el reparto tenemos a Natasha Lyonne en el papel de White Girl, una adolescente totalmente rendida al vicio de esnifar todo tipo de sustancias y carente de escrúpulos, María Celedonia en el papel de Cyclona, una serial killer por amor a la sangre y al sexo y atención, Vincent Gallo en el papel de la Hermana Gómez, una curandera travestida adicta a la carne humana.

Hasta el mismísimo director John Landis (Un hombre lobo americano en Londres, The Blues Brothers…), santísimo de mi devoción aparece en el film en el papel de juez.

Pues narrada mi historia de amor y pasión con Freeway os hablo de Natasha Lyonne, una actriz desmarcada de todos los estereotipos que navega con total libertad en el cine independiente y puede convertirse en una de sus mejores embajadoras.

Aparece en filmes como “Cero en conducta” (Adam Rifkin, 1999) junto a otro friky del cine, Edward Furlong, un actor que desapareció del panorama antes de convertirse en un star (demasiadas fiestas, demasiada popularidad, demasiado guapo el chico, qué pena), “Blade Trinity” (David S. Goyer, 2004) una saga aparentemente comercial que se nutre del indie para darle un toque friky (¿si no qué haría la diosa del movimiento Parker Posey en uno de los papeles principales?) o “Party Monster” (Fenton Bailey, 2003) junto a un rescatado Macaulay Culkin en una biopic de desenfreno drag queen que sorprendió a todos respondiendo a la pregunta de : ¿¿¿qué pasó con Macaulay después de Solo en casa, Solos con nuestro tío ??? pues ni se te ocurra dejarlo Solo con tu hermano…

Esta revelación (para quien disfrute con este tipo de frikadas), también ha participado en respetables filmes mainstream como “American Pie”, o “Scary Movie 2”, entre otras muchísimas pelis.


Podría hablar y hablar, relacionar a esta actriz con un montón de acontecimientos y destacar que no sólo protagonizó el papel principal de la peli por el cual me fijé en ella (Freeway 2), sino que además colaboró en la producción de la misma.

Ahora, llena eres de gracia y bien entradita en carnes, lo cual me encanta todavía más, protagoniza la que se prevé como la sorpresa indie-terror de la temporada: “All About Evil” (Joshua Grannel, 2010).

Si 2009 fue el año de “Jennifer´s Body” (Karyn Kusama, 2009), adaptación de la novela de comedia negra bajo el mismo título de la irreverente Diablo Cody,  ahora recoge el testigo “All about Evil”.

Un filme que retoma los clichés clásicos del cine de terror matizados con gore sin censuras y con mucho humor negro en un contexto de cinismo despectivo hacia los “amantes de la sangre que no salpica”. Además hay otros alicientes, el filme contiene un elenco de actores que harán las delicias de los amantes de la Serie B sin purismos: Thomas Dekker (Las crónicas de Sarah Connor, el remake de Pesadilla en Elm Street), Cassandra Peterson (¡Elvira!) y Mink Stole (Pink Flamingos, Los asesinatos de mamá).

Si todo ésto os suena a chino, tal vez no os guste la película…

Os dejo un trailer, y espero con ilusión e impaciencia el estreno.

Ver web oficial





Suicidate virtualmente

septiembre 8, 2010

¿Estás harto/harta? de la presión a la que te somete tu vida virtual en las redes sociales (que yo denomino “suciales”)?.

¿Quieres desaparecer del panorama virtual y que la gente deje de saber cómo estás, qué haces, con quién vas, a quién le mandas posts o qué smiley define tu estado de ánimo?.

¿Quieres dejar un cadáver bien parecido en la red antes de tener que meterte en un curso de Photoshop para poder retocar tus fotos “pilladas” y parecer más guay que nadie?

¿Quieres que la gente deje de etiquetar todas las fotos donde apareces? ¿O sufres un esguince cervical de tanto hacerte fotos en picado para ser cool?

Tomar la decisión ahora no te llevará más que unos minutos gracias a la iniciativa de suicidemachine.org.

Esta aplicación funciona como meterse el cañón de una pistola en la boca y apretar el gatillo online. Respiras hondo, sigues un par de pasos y haces “click” y se acabó tu existencia en facebook, twitter, myspace…

Suicídate Ahora!

Y es que ya nos avisaba el escritor Philip K Dick : Andy Warhol se equivocaba, en el futuro no tendremos todos nuestros 15 minutos de fama, lloraremos por tener nuestros 15 minutos de privacidad. Por cierto, él intentó suicidarse en varias ocasiones antes de morir por fallo cardíaco en 1982.


The Runaways: revelación de dos actrices mainstream

septiembre 7, 2010

El otro día tuve la oportunidad de ver el filme “The runaways“, breve biopic de los comienzos de Joan Jett en la banda que la lanzó al éxito “The Runaways”.

Vi la película sin saber muchas cosas:

1.- Que iba  a ver una película más que interesante con un planteamiento sin censuras.

2.- Que está protagonizada por dos actrices sorprendentes:

Dakota Fanning: la pequeña niña de mirada penetrante que sin duda alguna causó sensación por su participación en películas como “La guerra de los Mundos”, la malograda “Yo soy sam” o  “Niñera a la Fuerza”, junto a la recientemente fallecida Brittany Murphy, protagoniza esta película encarnando el papel de Cherie Currie, vocalista de The Runaways. Un papel comprometido que no se corta en excesos y escenas que tocan fondo, algo que sin duda alguna plasma la extravagante a la par que corta trayectoria de esta banda femenina que sentó precedentes en el fenómeno Riot Girrrl mucho antes de que dicho fenómeno se consolidase.

Kristen Stewart: sí, la archifamosa protagonista de la saga “Crepúsculo”, borda el papel de Joan Jett en sus incios como guitarrista, vocalista y compositora de la banda The Runaways. Un papel controvertido por sus escenas de sexo, drogas y desenfreno.

3.-Que el filme está dirigido por la mismísima Floria Sigismondi, la extravagante y controvertida fotógrafa y realizadora de videoclips ante la que se han puesto a sus órdenes músicos y personajes de la talla de David Bowie, Marilyn Manson o David Cronenberg.

Si algo me recuerda todo ésto es a la decisión que tomaron en su momento los actores Keanu Reeves y River Phoenix trabajando a las órdenes de Gus Van Sant en la polémica película “Mi propio Idaho Privado” (My Own Private Idaho, 1991). Y es que el cine independiente es un revulsivo intangible que desencasilla a actores y actrices mainstream para demostrar que hay mucho más detrás de lo evidente.

Debo decir que tanto una Dakota como Kristen ya han demostrado sobradamente su valía como cabecillas de la nueva remesa de actrices recién salidas del horno de la popularidad.

Kristen Stewart protagoniza otra peli “indie” que es simplemente redonda: “Adventureland” (Gregg Mottola, 2009), una comedia inspirada en los años 80 con auténticos personajes loosers que destripan sus emociones en el verano que jamás olvidarán.

Por otro lado Dakota ha demostrado con creces su carácter dramático y su talento interpretativo incluso en películas tan “rancias” como las antes mencionadas “Yo soy Sam”, “La guerra de los mundos” o “Niñera a la Fuera”.

En estos casos creo que la interpretación de Dakota es capaz de convertir en delicatessen algo que es evidentemente “pienso” fílmico.

Estoy segura que estas dos actrices van a dar mucho de que hablar y van a demostrar que estamos viviendo un cambio de testigo interpretativo muy interesante alejado de “bellezas convencionales”. Ahora solo recemos para que no se unan a la “tendencia” de intentar convertirse en estereotipos hollywoodienses a base de colágenos labiales, anorexia o silicona como ya han hecho o hicieron actrices que sinceramente no lo necesitaban (véase el caso de Brittany Murphy que en paz descanse, Cristina Ricci o Anna Faris).

En fin, como dijo Stephen Dorff en el papel de Cecil en Cecil B. demented (John Waters, 2000): “Siente el dolor del cine independiente!”

Os dejo el trailer subtitulado:

Más datos acerca de “The Runaways”

Título: The Runaways

Director: Floria Sigismondi

Año: 2010

Visita la web oficial